“Aún no se detectaron casos en Venado Tuerto”, afirmó Carusillo

INES CARUSILLO_resize

Dispensario Canino

Medidas preventivas Antirrábicas ante circulación viral

“En Venado Tuerto aún no se ha detectado circulación viral de rabia en ningún tipo de animales, como sí ha ocurrido en otras localidades de la provincia de Santa Fe y provincias aledañas”. La afirmación pertenece a la médica veterinaria Inés Carusillo, a cargo del Dispensario Canino Municipal, quien no descartó la posibilidad de aparición local de casos.

CAMPAÑA CENTROS COMUNITARIOS_resize

En cuanto a los murciélagos, manifestó que “son los reservorios de la enfermedad y quienes la transmiten accidentalmente a perros y gatos, porque caen cuando están enfermos de rabia y las mascotas se acercan para jugar con esa presa que aletea, y que puede inocular la enfermedad al intentar defenderse”.

No obstante, si bien son “portadores naturales” junto a otros animales silvestres, “no todas las colonias de murciélagos están contagiadas del virus rábico; por eso decimos que el control que podemos hacer es a través de nuestros animales domésticos, porque es imposible hacerlo sobre animales de vida silvestre”.

La profesional, en diálogo con Canal 12, recomendó como medida preventiva no manipular murciélagos y, por sobre todo, aplicar las medidas de profilaxis sobre las mascotas, la ya tradicional vacunación antirrábica de perros y gatos.

“La vacuna dura un año e hicimos la anterior campaña colocando 3 mil dosis de antirrábicas. El Municipio tuvo que comprar vacunas porque la Nación, que debía mandarlas en marzo, lo hará recién a fines de septiembre u octubre. Entonces, vamos a empezar por aquellos domicilios que el año pasado no vacunaron y que tienen gran presencia de animales”, puntualizó Carusillo, y agregó que los veterinarios particulares se sumarán a la campaña municipal.

Acto seguido, explicó que “tras una fase decaimiento y luego alteración del comportamiento, agresividad extrema, salivación, o incapacidad para comer o beber” pueden ser síntomas de la enfermedad, aunque “será el veterinario quien pueda hacer el diagnóstico” para diferenciar la rabia de otras posibles enfermedades.

“Si el animal está vacunado, el propietario puede estar tranquilo. El problema es cuando el animal no fue vacunado o no recibió la antirrábica en el último año”, alertó.

Finalmente, recomendó en esta etapa vacacional “no traer animales de otras regiones del país donde hay presencia de virus rábico, algo a lo que somos propensos cuando encontramos un perrito en la ruta; y desde ya evitar el contacto con animales silvestres”.

 

Fuente: Canal 12- Prensa MVT

Fotos ilustrativas:

1.Dra. Inés Carusillo

2.Campaña de Vacunación Antirrábica en centros comunitarios