Prórroga impositiva para barrios afectados por la emergencia hídrica

Foto: Fabio Fernández

Mediante decreto del Ejecutivo municipal

En una de las primeras medidas que tomó el gobierno local en el marco de la emergencia hídrica que rige por 180 días, el intendente José Freyre firmó un decreto para otorgar plazos y exenciones impositivas a los vecinos de los barrios que se ven más damnificados por el ingreso de agua.

A través de un decreto (066/17) ingresado en la última sesión del Concejo, el Gobierno municipal tomó la determinación de prorrogar los vencimientos de la Tasa General de Inmuebles (TGI) para los domicilios situados en los barrios Santa Rosa, Favaloro, San Vicente, Villa Casey y Juan XXIII durante el período de vigencia de la emergencia hídrica. “Una vez que concluya esta medida excepcional, los vencimientos operarán mensualmente”, informó el secretario de Desarrollo Económico, Fabio Fernández.

Por otra parte, en el segundo artículo de este decreto se dispone que los contribuyentes del Derecho de Registro e Inspección (DRI), cuyos establecimientos se encuentren ubicados en los barrios mencionados anteriormente, “podrán solicitar la prórroga del vencimiento del tributo en similares condiciones, cuando, como producto de la situación de emergencia no hubieren obtenido ingresos. De verificarse tal supuesto, el monto se determinará por los valores mínimos que establecen las normativas vigentes”.

En tal sentido, Fernández aclaró que en caso de que el monto a pagar en concepto de DRI esté por encima del mínimo y esa empresa o comercio se haya visto afectada por la crisis hídrica, “es la misma facturación la que va a regular la situación, dado que este impuesto es un porcentaje de lo que se factura”, por eso sólo se tomó el caso de aquellos que deban pagar el mínimo.

Consecuencias gravosas

El Gobierno local entiende que “involuntariamente se omitió consignar un paliativo para los vecinos que habitan los barrios que concentran las mayores consecuencias gravosas por las copiosas precipitaciones pluviales que ocasionaron la declaración de emergencia”.

Por eso, la Intendencia tomó la determinación de prorrogar el vencimiento del pago de la TGI en los barrios que se encuentran situados a la vera del Área Recreativa Norte (ARN): Santa Rosa, Favaloro, San Vicente, Villa Casey y Juan XXIII, hasta que haya concluido la medida excepcional, incluyendo su eventual prórroga.

“Eventualmente, si las autoridades provinciales dispusiesen la condonación de las deudas relativas al Impuesto Inmobiliario para las zonas comprendidas en la emergencia provincial, se adoptará una medida similar”, anticipó el secretario Fernández.

La emergencia hídrica fue declarada el 17 del corriente a través de un decreto (065/17) firmado por el intendente y ratificada por ordenanza (mensaje 018-I-2017) el miércoles por el Concejo, por el plazo de 180 días, debido a las consecuencias provocadas en las calles de la ciudad y en su zona rural, por las abundantes lluvias registradas en nuestra región en los últimos meses.

Fuente: Dirección de Asuntos Legislativos- El Informe- Prensa MVT
Foto: Fabio Fernández